leopoldo maría

 

panero: rosa enferma

 

 

VII

Ya que preguntas por el futuro comprende

Que la vida es una rosa quemada

Por el azul del silencio

Por el filo multiusos en el que yace el verso

Hablando a los hombres de la raja

De la herida de la vida que no se cura

Del mal incansable de la vida

En mí los hombres lloran

Y grita un ángel por la noche

Buenas tardes Don Leopoldo, la casa ha sido derruida

Y reina un ángel sobre la nada

Y la nada pastorea el ser

Y tiembla mi flor entre la nada

Mi nardo hecho de terror y del miedo a los cuartos oscuros

A la violeta inmunda que aguarda en el amado sepulcro

Y que reza sólo a la nada con fervor hacia el viento

Que borrará mi ser

Cuando llegue el día

En que brille la ceniza sobre el mundo

Y caigan las palabras sobre las palabras

Y un hombre repita la vida es un animal inmundo

Una conspiración de los muertos

Una estantigua, un clásico del dolor

Un perro ladrando sobre la ruina del Palacio de Buckingham

Que brilla contra el verso y contra la razón

Y que caerá algún día sobre la coronilla del hombre

Que llorará algún día por su isla perdida

Por la isla suprema del poeta

Que es un continente y no una isla

Por eso no preguntes por quién doblan las campanas

Ellas doblan por ti, Hemingway lo dijo, citando a John Donne

Y hablando a los ángeles del revolver sin balas al que se llama poesía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leopoldo María Panero

Rosa enferma

Huerga & Fierro

colección “La rama dorada”

 

 

Prólogo de Antonio Marín Albalate

 

 

 

 

 


 

 

Deja un comentario