los dientes

Su porvenir de fósil está asegurado

por gracia de sus dientes

y de erosión en erosión

lo sobrevivirán diez mil años.

Así que de todo el esqueleto

sólo merecen respeto los dientes que quedan en

la calavera.

Admire usted su perfecta cohesión impersonal,

cómo concentran la total energía del cuerpo

en un momento justo, cómo descalifican

el drama y la amenaza de la materia.

Así que mientras usted falla y cena tristemente

sin el menor sentido de la oportunidad

sus dientes se instalan en un cielo inhuman

y usted en una carie de la historia.

Joaquín O. Giannuzzi

Poesía completa Giannuzzi

Ed. Sibilina

Sevilla 2009


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario