josé maría álvarez

 

salario, precio, beneficio

 

 

 

 

¿Por qué de pronto esa inquietud

y movimiento? Cuánta

gravedad en los rostros. ¿Por qué vacía

la multitud las calles y las plazas y sombria regresa?

Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.

Gentes recién venidas de la frontera afirman

que ya no hay bárbaros

 

KONSTANTINO KAVAFIS

 

 

Yo soy un animal traidor, vuestro animal traidor y vil!

 

ROBERT MUSIL

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta incierta hora donde salvo

el Concierto n.o 3 de Brandeburgo

nada parece asegurado. Las primeras

sombras de Invierno lentas contra

las flores que planté. Ya desvaída

la luz. Y sólo el triste

corazón empeñado

contra la Gran Señora.

A esta edad en que empiezo

a ver claro a mis jueces.

El siglo está servido.

Y nosotros debemos descartarnos.