última luna

 

 

 

 

Enloquecer bajo la luna última

que caiga sobre el mundo, la postrera

luna que brille antes del cataclismo

final, cuando la tierra se deshaga

en mil pedazos y los hombres pasen

a ser un mal recuerdo en la memoria

del universo. Y en el frenesí 

que esa luna te dicte, en la locura

que nuble tu cerebro moribundo,

llegarás a entender qué significa

la ironía de Dios.

 

 

 

 

Luis Alberto de Cuenca

 

Los mundos y los días
Poesía 1970 – 2005
Colección Visor de Poesía


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario