luisa castro

 

 

baleas e baleas

ballenas

1988

 

 

 

 

   

 

No hay descanso.

Que no haya llescanso.

Que todas las merluzas se reúnan para ahogarme,

que todos los marrajos me tiendan su trampa,

que me apresen las lanchas,

que me enrede en el palangre,

que los peces sapo me devoren los dedos,

que me atraviese el espada,

Que todos los golpes de mar vengan a por mí

O me hundo solo

con la botella y tus ojos de enfadada.

 

 

 

 

Non hai descanso.

Que non haxa descanso.

Que tódalas merluzas se xunten para afogarme,

que tódolos marraxos me tendan a sua trampa,

que me apresen as lanchas,

que me lee no palangre,

que os peixes sapo me devoren os dedos,

que me atravese o espada.

Que tódolos golpes de mar veñan por min

ou me anago só

coa botella e os teus ollos de enfadada.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario