Desenlace votivo

y los dibujos que hago para desheredarte.

como hija de Barrabás, cielo mío, te detesto,

como hija de Barrabás que corre sin falda por los sueños

tú no sabes

los números que hago para desheredarte.

 

Barrabás,

hasta aquí hemos llegado:

para que nada se rompa, ni mi labio inferior

presa de nervios,

gesticulo como si nada ocurriese

pero temo que mi país se olvide de los jilgueros muertos

que enterraba en latas de sardinas

detrás del transformador que tenía una calavera

en la puerta

y que tocaba sin prevención.

 

Ni el uniforme lleno de supergén

ni el loco carpintero que me regalaba virutas

ni mis padres llamándome a gritos hija de Barrabás

mientras enterraba pájaros muertos

en cajas de conserva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luisa Castro

Os ventres das baleas

Baleas e baleas

Ballenas

1988

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario