todo me da vueltas

Todo me da vueltas.

Irlanda está lejos, como tú,

equidistantes de mi corazón

que no os ama.

En la nevera del barco, entre julias,

olvidado en el palo mayor,

mi corazón se cuenta entre los animales más lentos del bosque.

No es su turno

y está todo tan difícil

como en los vestidos de las mujeres de Belfast.

Botón por botón

me hacen aún más desgraciado

y no debo rasgarlos como si esto fuera mi pasión

y aquello mi cerebro.

De lejos,

ni Irlanda ni tú:

mi estómago no os ama. Amanece con nudos

y eso es todo.

Es rápido, pero cobarde.

Luisa Castro

de Ballenas 1988

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario