“Un uso que no conoces,

al que jamás has asistido”.

                                                                     A. Artaud

Versos como incendiarse en lechos, hundir

la espuela y dame

la trinidad oscura de tu alma, el cajón extraño de tu cuerpo, y alta

parábola de ti,

y

yo

que vivo al otro lado del incendio

ausente y silenciada

y cantando cosas tristes, yo

tan lejos del herrero y sin alma

y un cuerpo amargo para enmudecer

tendré que decir bueno, así es, mi amor,

así es,

y                     quemarme en lechos, hundir

la espuela y darle la trinidad oscura de mi alma,

el cajón extraño de mi cuerpo,

mi parábola más alta,

esas cosas que no conozco

y callo.

Luisa Castro

Los versos del eunuco

Poesía Hiperión

2ª edición 1989


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario