Maniobras cuánticas sobre la inconsciencia
de las leyes que gobiernan el yo
nuestra luz hacen chispas
que se agotan en la corta distancia
del comportamiento con nuestros semejantes

Prohibido evolucionar
por delante de los que mandan
de descubrir más allá 
del ambiente construido que respiramos

Un silencio prolongado
da opciones diferentes a los hilvanadores
que tejen un ovillo más amplio
abarcando varias redes
en una sola red

Condenados estamos a la soledad
acompañada de bofetadas que humean
y que son inhaladas en forma de filosofía
– por dioses entretenidos en la continuación
de la guerra –
como beneficio de la contienda global
entre voluntades

 

Estamos en involución
en la disolución del ser
con los que acaban de despertar
envueltos en sus consejos

No encuentro un motivo
por el que alguien debiera estar
dentro de alguien
cambiando la trayectoria de sus emociones
de su cinética y de las razones
por las que hacer algo

 

 

 

Angel Ferrer

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario