ejercicio de gramática

 

Tú, a quien
los vientos recorren
con los labios
del horizonte,
y una nube extraña cubre
como la sábana amarga
de la madrugada: dame
tus manos, ahora
que tu nombre se
demora en los oídos de la tierra;
o corre por ese río
subterráneo que desagua
en lo hondo
de los espejos, de donde
ninguna voz te llama.

Tú, el más
abstracto de los pronombres,
vestida con el fuego sordo
de la última vocal, como
si una sombra de silencios
danzase por entre
murmullos y memorias: no
partas con el nacimiento del día,
el sueño vago de un deseo,
o la luz efímera
con
que te miré.

Quédate en la tinta de mis dedos,
resto de un verso, secreto
sin rostro; o llévame contigo,
limpio de reflejos y pronombres,
mientras un rumor de fuente
me enseña a encontrarte.

 

exercício de gramática

 

Tu, que
os ventos percorrem
com os lábios
do horizonte,
e uma nuvem estranha cobre
como o lençol amargo
da madrugada: dá-me
as tuas mãos, agora
que o teu nome se
demora nos ouvidos da terra;
ou corre por esse rio
subterrâneo que desagua
no fundo
dos espelhos, de onde
nenhuma voz te chama.

Tu, o mais
abstracto dos pronomes,
vestida com o fogo surdo
da última vogal, como
se uma sombra de silêncios
dançasse por entre
murmúrios e memórias: não
partas com o nascer do dia,
o sonho vago de um desejo,
ou a luz efémera
com
que te olhei.

 

Fica na tinta dos meus dedos,
resto de um verso, segredo
sem rosto; ou leva-me contigo,
limpo de reflexos e pronomes,
enquanto um rumor de fonte
me ensina a encontrar-te.

 

 

 

Nuno Júdice

Ejercicio de gramática

De Tú, a quien llamo por amor

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

Los comentarios están cerrados