No importa que no sepas

cuándo te toca la incandescencia del aire.

Lo importante es que la recibas

y más importante aún

que abras así el país de la bondad.

Los sueños no saben nada de sí mismos.

También el aire se ignora y entra

para hermosearse en tu hermosura.

En su cristal canta tu rostro

como una patria.

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Gelman

Valer la pena – México, 1996/2000

© 2001, Grupo Editorial Planeta S.A.I.C / Seix Barral
Independencia 1668, 1100 Buenos Aires


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario