philip larkin

poesía reunida

versión de damián alou y marcelo cohen

lumen

the complete poems 2012

 

the explosion

 

 

On the day of the explosion

Shadows pointed towards the pithead:

In the sun the slagheap slept.

 

Down the lane came men in pitboots

Coughing oath-edged talk and pipe-smoke,

Shouldering off the freshened silence.

 

One chased after rabbits; lost them;

Came back with a nest of lark’s eggs;

Showed them; lodged them in the grasses.

 

So they passed in beards and moleskins.

Fathers, brothers, nicknames, laughter.

Through the tall gates standing open.

 

At noon, there came a tremor; cows

Stopped chewing for a second; sun,

Scarfed as in a heat-haze, dimmed.

 

The dead go on before us, they

Are sitting in God’s house in comfort.

We shall see them face to face—

 

Plain as lettering in the chapels

It was said, and for a second

Wives saw men of the explosion

 

Larger than in life they managed-

Gold as on a coin, or walking

Somehow from the sun towards them.

 

One showing the eggs unbroken.

 

   

 

la explosión

 

 

El día de la explosión

las sombras apuntaban al hoyo:

al sol dormía la escoria.

 

Bajaron por la senda hombres con botas

tosiendo humo de pipa y juramentos,

empujando el silencio renovado.

 

Uno se puso a perseguir conejos; los perdió;

vino con un nido de huevos de alondra;

lo mostró; lo dejó a cubierto entre los pastos.

 

Así pasaron, con barbas, con cueros de topo,

hermanos, padres, apodos, risa,

por el alto portón que estaba abierto.

 

Al mediodía hubo un temblor; por un segundo

las vacas dejaron de mascar; envuelto en una

brumosa bufanda de calor, se empañó el sol.

 

Los muertos nos preceden; pues

habitan la casa de Dios, reconfortados;

los veremos cara a cara…

 

Esto se dijo claro como las inscripciones

de las losas, y por un segundo las mujeres

de los hombres de la explosión los vieron

 

más grandes que la vida:

dorados, como en las monedas,

o avanzando hacia ellas desde el sol.

 

uno enseñaba el nido intacto.

 

 

 

 

 

«La explosión»: Larkin escribió este poema a partir del desastre de Trimdon Grange,

en cuya mina de carbón murieron sesenta y nueve hombres a causa de una explosión.

Cuando Larkin presentó el poema en el programa de radio BBB Radio Three, afirmó:

«Lo que me gustaría hacer es escribir diferentes tipos de poemas que parecieran escritos

por otras personas.

Alguien dijo en una ocasión que la grandeza no consiste en ser distinto de los demás,

sino de ti mismo».

 

 

 

 

 

 

Θ


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario