Jorie Graham (New York, 1950) es una de las más celebradas poetas de la generación

de posguerra norteamericana.

Graham suele dejar espacios en blanco para rellenar, los cuales han sido recibidos

favorablemente por la crítica como la manera en que la poeta presenta su incapacidad

para expresar lo aún no concebible.

Fue galardonada con el Premio Pulitzer en Poesía en 1996 con 

The Dream of the Unified Field: Selected Poems 1974-1992.

 

 

 

 

 

PULITZER PRIZE 1996:

JORIE GRAHAM

 

 

 

De The end of the beauty 

1987

Traducción por David Ruano González

 

 

 

 

 

los amantes

 

 

 

Ellos se han estado viendo fijamente el uno al otro desde hace mucho tiempo.

Alrededor de ellos los objetos (circa 1980).

Luego los pasillos, ventanas, un prado, el _____________ .

Ellos se han estado viendo fijamente al final de cada uno al otro desde hace

mucho tiempo.

Ella trata de recordar pero es inútil.

Ella trata lanzar fuera lo otro –Esperanza– un poco,

oh pero le cuesta tanto.

Una de dos, ellos están viniendo hacia nosotros ahora o no se están comunicando el Amor.

Alrededor de ellos objetos, minutos, No dicen rápidamente al pasar.

Aquí está, aquí, el fin de la belleza, el presente.

Lo que la vista alimentó en ella. Lo que quería surgir de algo, trepador, suculento. …

No No dice la voz localizando el corazón de esos canales.

Se corre se corre la cortina ahora.

Tú estás ahí en tu asiento, estás ahí.

Aquí está la mirada, entre ellos, rápido, el incendio.

Aquí está la mirada a flote –¿detrás de qué, querida nada?

Aquí está, aquí–

Ellos han decidido que alimentarán todo esto y así lo verán.

Ellos han decidido que quieren las sobras estrechas rodeándolos como ahora.

Ellos quieren pertenecerse, es todo lo que pueden poseerse.

La mirada, la mirada finalmente libre de cualquier búsqueda,

la prisa finalmente se desapega del apresuramiento,

algo ardiente alrededor como el polvo o un jurado.

Tú estás ahí. Ellos se realizan al hablar.

Ellos se realizan al esperar.

Una de dos, ellos están o no están, ella piensa, todavía sujetos.

Algo ardiente alrededor –deja que se decida.

Se necesitará de nosotros para formarlo (¿no es así?)   todavía sujetos.

Y el llanto incrementándose       todavía sujetos.

Como un ______________ esta mirada entre nosotros       todavía sujetos.

Si, dentro, una aterrorizada felicidad pequeña comienza,

como una idea de color,

como una idea de color que se hunde al teñir una instancia, una cosa,

como un brazo que sujeta una vela en una puerta que se quiebra,

si, oh si – desvanecida.

Escucha, esto es lo que puede atraparla ahora –la mirada–

la aullante e hiriente grieta–

y nuestras dos caras levantadas

que nada comienza (no mires hacia otro lado),

que no haya otro lugar,

que no haya otro lugar para sembrar en él,

sólo esto entre nosotros, esta mirada (¿puedes verme?), esta mirada a flote en falta,

este pequeño ángel delgado cuyo cuerpo es un tallo, libre de raíz, libre de florecimiento,

cuyo cuerpo estamos haciendo, cuyo cuerpo es un ____________

(sólo rápido, muy rápido, una conflagración)

un ángel, el último, el único que puede permanecer vivo aquí

(mientras en el corredor ellos están retirando nombres)

(mientras en el corredor los zapatos le ronronean a la grasa)

el único, realmente el único,

vivo, sí–sí–pero sin alas esto entre, sin alas–

 

 

 

 

the lovers

 

 

 

 

They have been staring at each other for a long time now.

Around them the objects (circa 1980).

Then corridors, windows, a meadow, the__________.

They have been staring at the end of each other for a long

time now.

She tries to remember but is hopeless.

She tries the other one—-Hope-—casting outward a bit,

oh but it costs too much.

Either they’re coming for us now or they’re not says Love.

Around them objects, minutes, No said quickly in passing.

Here it is, here, the end of beauty, the present.

What the vista fed into. What it wants to grow out of, creeping, succulent…

No No says the voice pinpointing the heart of these narrows.

Draw draw the curtain now.

You there in your seat, you there.

Here is the glance, between them, quick, the burning.

Here is the glance afloat—-on the back of what, dear nothingness?

Here it is, here—-

They’ve decided they’ll feed everything into it and then they’ll see.

They’ve decided they want the rest tight round them now like this.

They want to be owned, it is all that can own them.

The look, the look finally free of the anything looked-for,

the hurry finally come unstuck of the hurrying,

something fiery all around like dust or a jury.

You there. They are done talking.

They are done waiting.

Either they are or they’re not, she thinks, hold still.

Something fiery all round—let it decide.

It will need us to shape it (won’t it?)       hold still.

And the cries increasingly         hold still.

Like a ________ this look between us       hold still.

If, inside, a small terrified happiness begins

like an idea of color

like an idea of color sinking to stain an instance, a thing,

like an arm holding a lit candle in a door that is parting,

if, oh if—-banish it.

Listen, this is the thing that can trap it now—-the glance-—

the howling and biting gap—-

and our two faces raised

that nothing begin (don’t look away),

that there be no elsewhere,

that there be no elsewhere to seed out into,

just this here between us, this look (can you see me?) this look afloat on want,

this long thin angel whose body is a stalk, rootfree, blossomfree,

whose body we are making, whose body is a ________,

(only quicker, much quicker, a conflageration)

an angel, the last one, the only one that can still live here

(while out in the corridor they are taking down names)

(while out in the corridor the shoes purr for the blacking)

the last one, the very last,

alive, yes—-yes—-but wingless this between, wingless-—

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario