raúl alonso 

Córdoba, España, 1975

 

 

 

       

 

 

Juanma está traqueotomizado.

Fidel se siente solo.

Azucena, que guiña un ojo,

piensa en las variaciones del paisaje.

 

Ayer le abrieron un orificio grande

a Juanma en la garganta.

 

Ayer Fidel contaba los seis meses

que cree no ve a sus nietos.

 

Ayer, como otro ayer cualquiera,

Azucena mezclaba los colores.

 

Como un río de oro

Dios pasaba por ellos

con secreto murmullo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

raúl alonso

 

de El amor de Bodhisattva