the hung wu vase 

 

 

 

 

With women like Marie no holds are barred.

Where do they get the gall? How can they do it?

 

She stormed out, slamming the hall door so hard.

That a vase on the gilt shelf above—you knew it.

Loot from the Summer Palace at Pekin

And worth the entire contents of my flat—

Toppled and fell…

I poured myself straight gin,

Downing it at a gulp. «So that was that!»

 

The bell once more…Marie walked calmly in.

Observed broken red porcelain on the mat,

Looked up, looked down again with condescension.

Then, gliding past me to retrieve a glove

(Her poor excuse for this improper call)

Muttered: «And one thing I forgot to mention:

Your Hung Wu vase was phoney, like your love!»

 

How can they do it? Where do they get the gall?

el jarrón hung wu

 

 

 

 

Con mujeres como María no hay reglas que valgan.

¿De dónde sacan su desvergüenza? ¿Como pueden hacerlo?

 

Salió con furia, golpeando la puerta con fuerza tal

que un jarrón, en el estante dorado de arriba—tú lo viste,

botín del Palacio de Verano de Pekín

que valía por todos los bienes de mi apartamento—

se bamboleó y cayó…

Yo me serví un trago de ginebra,

apurándolo de un golpe. «¿Qué le íbamos a hacer?»

 

Otra vez la campana.. .María entró serena,

observó sobre la alfombra los pedazos de porcelana roja,

miró hacia arriba, otra vez hacia abajo, condescendiente,

y luego, deslizándose a mi lado para recoger un guante

(su pobre excusa por esa visita inoportuna)

susurró: «Y una cosa que olvidé mencionar:

¡tu jarrón Hung Wu era tan falso como tu amor!»

 

¿Cómo pueden hacerlo? ¿De dónde sacan su desvergüenza?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cien poemas

 

robert graves

 

versión de claribel alegría y darwin j. flakoll

 

lumen

2ª edición 1986

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario