roberto bolaño

la universidad desconocida

2007  
primera parte: la novela-nieve

 

 

niños de dickens

 

 

Admiras al poeta de nervios duros     ¿De acuerdo?

De acuerdo       De la misma manera que admiras

al obrero de horario salvaje y a los comerciantes

que se acuestan de madrugada contando el oro

y a las muchachas de 25 años que follan durante toda

la noche y al día siguiente dan tres o cuatro exámenes

en la universidad

Es difícil entender lo anterior       Intento decir

animales salvajes rondando por las paredes de mi casa

Búhos y niños de Dickens       Lagartos y hermafroditas

pintados por Moreau       Los soles de mis dos habitaciones

El rumor de pasos que puede solidificarse en cualquier momento

como una escultura de yeso sucio       Los ojos

borrados del santo que cabalga al encuentro

del Dragón