roberto bolaño

 

los perros

románticos

 

 

crepúsculos

 

 

 

 

 

UNA LECTURA

DE HOWARD FRANKL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    

 

 

una lectura de howard frankl

 

 

A lo mejor estaba borracho pero vi

que la pareja de policías atravesaba

la vitrina de la papelería y luego

la del restaurante y la del almacén

y después los ventanales de otro

restaurante y de una tienda de ropa

y de la relojería hasta desaparecer

por el horizonte completamente azul

como tragados por el océano ¿pero

cuál océano? ¿cuál horizonte?