XII:71   

 

 

Exceso de escritura. 

 

En todo hay algo escrito,

que sólo desciframos a medias.

Todo es un palimpsesto

que sólo en parte se borra

y luego multiplica sus capas de escritura.

Hasta el silencio está escrito. 

 

Nosotros no podemos

borrar ni una letra.

Y tampoco podemos

dejar de escribir encima. 

 

Pero queda otra alianza posible:

escribir hacia adentro.

Allí, en comparación,

lo escrito es mucho menos.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario