roberto juarroz

 

undécima 

poesía vertical

 

1988

IV : 35

 

Hay momentos en que es

preciso renunciar al día

 

tomo 2- 1ª ed.

Buenos Aires

Emecé Editores

2005

568 p. ; 24×16 cm.

 

   

Hay momentos en que es preciso renunciar al día.

Sólo la noche coincide con nuestra desorientación.

Los cables subrepticios de la luz

sólo sirven entonces para apresarnos.

 

La sombra no necesita cables ni pretextos.

Las señas de la oscuridad parecen signos fraternales.

El universo está solo,

pero nosotros estamos más solos.

 

No hay día que no se despeñe por dudosos conciliábulos.

La noche, en cambio, está del otro lado de la pérdida.

Y caer en la noche

es mucho más natural que caer en el día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Õ