roberto juarroz

 

poesía vertical

 

emecé

 

 

XII.3

 

   

 

 

 

 

Periódicamente

es necesario pasar lista a las cosas,

comprobar otra vez su presencia.

Hay que saber

si todavía están allí los árboles,

si los pájaros y las flores

continúan su torneo inverosímil,

si las claridades escondidas

siguen suministrando la raíz de la luz,

si los vecinos del hombre

se acuerdan aún del hombre,

si dios ha cedido

su espacio a un reemplazante,

si tu nombre es tu nombre

o es ya el mío,

si el hombre completó su aprendizaje

de verse desde afuera.

 

Y al pasar lista

es preciso evitar un engaño:

ninguna cosa puede nombrar a otra.

Nada debe reemplazar a lo ausente.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Master: no he contado los verticales, ni pienso, pero son bastantes,

    muchos, incluso muchísimos. Creo (sólo creo) que con los años los he leído

    todos, pero no es algo que pueda asegurar. Alternativa: se van modificando,

    transformando, aparecen unos nuevos y desaparecen otros, y Juarroz se parte

    el pecho de risa y tal.

    Un abrazo

    Narciso

  2. Ya lo sabía, recuerde que tengo el libro de poesía vertical.
    Lo decía porque me ha parecido muy bueno el poema, de los que vemos primero,
    como algo bonito en un escaparate.
    Me alegro de que Juarroz se lo pase bien.

    abrazo

    Ángel

Los comentarios están cerrados