poem

for Marie

Love, I shall perfect for you the child

Who diligently potters in my brain

Digging with heavy spade till sods were piled

Or puddling through muck in a deep drain.

Yearly I would sow my yard long garden.

I’d strip a layer of sods to build the wall

That was to exclude sow and pecking hen.

Yearly, admitting these, the sods would fall.

Or in the sucking clabber I would splash

Delightedly and dam the flowing drain.

But always my bastions of clay and mush

Would burst before the rising autumn rain.

Love, you shall perfect for me this child

Whose small imperfect limits would keep breaking:

Within new limits now, arrange the world

Within our walls, within our golden ring.

 

poema 

para María

 

Amor, yo perfeccionaré para ti al niño

Que diligente se afana en mi cerebro

Cavando con la pesada pala hasta tener amontonados los terrones

O removiendo estiércol en un profundo sumidero.

Cada año sembraría mi jardín de una yarda.

Sacaría una capa de terrones para construir la tapia

Que había de evitar a los cerdos y las gallinas que picotean.

Cada año, admitidos éstos, caerían los terrones.

O en los cuajos de lodo salpicaría

Encantado y embalsaría el desagüe que fluye.

Mas siempre mis bastiones de argamasa y arcilla

Reventarían ante las lluvias del otoño.

Amor, tú perfeccionarás para mí a este niño

Cuyos pequeños e imperfectos límites seguirían rompiéndose:

En estos nuevos límites ahora, pon en orden el mundo

Dentro de estas paredes, en nuestro anillo de oro.

Seamus Heaney

Death of a Naturalist, 1966, 1991

Muerte de un Naturalista

Traducción: Margarita Ardanaz, 1996

Edición bilingüe

Ediciones Hiperión

Madrid

Original: Death of a Naturalist