from ·landscapes III· : USK

 

t. s. eliot

 

 

 

Do not suddenly break the branch, or

Hope to find

The white hart behind the white well.

Glance aside, not for lance, do not spell

Old enchantments. Let them sleep.

“Gently dip, but not too deep”,

Lift your eyes

Where the roads dip and the roads rise

Seek only there

Where the grey light meets the green air

The hermit’s chapel, the pilgrim’s prayer.

 

 

 

USK

 

No rompas bruscamente la rama, ni

Esperes hallar

El ciervo blanco detrás de la fuente blanca.

Mira de soslayo, no por lance, no desveles

Antiguos encantamientos. Deja entonces dormir.

“Moja suavemente, pero no muy hondo”,

Alza tus ojos,

Donde los caminos bajan y suben los caminos

Busca sólo allí

Donde la luz gris se encuentra con el aire verde

La capilla del ermitaño, la plegaria del peregrino.

   

 

EFE

 

 

El País

 

INCOMPRENSIBLE DURANTE 70 AÑOS 
 

descifrado el poema Usk de T. S. Eliot

 

El poema de 79 palabras Usk, del Nobel de Literatura T. S. Eliot, ha traído de cabeza a estudiosos de literatura durante 70 años. Ahora un antiguo profesor de Literatura Inglesa de la Universidad de Liverpool, Philip Edwards, ha dado con la referencia de estos versos: “No rompas de repente la rama o / esperes encontrar / a un ciervo blanco detrás del manantial blanco”. Edwards asegura que Eliot se refiere a un pub llamado El Ciervo Blanco situado en la localidad galesa de Usk, que el escritor visitó en 1935, con 47 años. El profesor explicó a The Guardian que visitó Usk, donde descubrió que, junto al mencionado pub, se hallaba hace años un manantial pintado de blanco.

 

El Mundo

 

descifran un complicado poema del escritor inglés T.S. Eliot

EFE

Un poema de TS Eliot que desde hace 70 años resultaba incomprensible para eruditos y amantes de la literatura, ha sido finalmente descifrado: el autor se refería a un pub cuando escribía de imágenes cautivadoras; así lo afirma el profesor inglés estudioso de su obra Philips Edwards.

‘Usk’, de 79 palabras, está considerado como uno de los poemas más difíciles de un escritor erudito e intelectual, nacido en EEUU, pero con nacionalidad británica, ganador del Premio Nobel y que dejó para la historia obras tan fundamentales como ‘Tierra baldía’.

Un ciervo

Estudiosos de todo el mundo debatían desde hace décadas su contenido -“¿Se referirá a un ciervo? ¿A algo de cuatro patas?”- al leer en el poema: “No rompas de repente la rama o/ esperes encontrar/ a un ciervo blanco detrás del manantial blanco”.

Pero, según un antiguo profesor de Literatura, Philips Edwards, Thomas Stearns Eliot no habla de ningún animal, sino del pub ‘El ciervo blanco’ de Usk, una pequeña localidad de Gales que el poeta visitó en 1935, cuando tenía 47 años.

Curiosamente, entonces, este poeta erudito e intelectual era prácticamente abstemio, pues no comenzó a beber hasta después de su segundo matrimonio, en 1957.

El estudioso Edwards explicó al diario ‘The Guardian’ que llegó a esa conclusión después de visitar Usk y de descubrir, con ayuda de varios residentes del pueblo, que, junto al pub ‘El ciervo blanco’, hace años se encontraba un manantial que en tiempos estaba pintado también de blanco.

La interpretación de Edwards

“Lo que el poema le dice a la gente es que no busque milagros ni crea en cuentos medievales, porque tanto los peregrinos de verdad como el mismo Dios están al aire libre”, es la interpretación de Edwards, quien fue profesor de Literatura de la Universidad de Liverpool (norte de Inglaterra).