Todo lo que me importa no se graba en la arena.

No horada el sueño profundo ni la inmóvil voluntad.

Sólo cuenta comer y andar,

evitar el dolor del pensamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario