X

 

 

He acudido Dos clavos están solos

punta a punta. Caricia yo te amo

Bajo tierra los besos no esperados

ese silencio que es carbón, no llama.

Arder como una gruta entre las manos

Morir sin horizonte por palabras

oyendo que nos llaman con los pelos

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario