vicente aleixandre

 

siempre

 

 

 

Estoy solo Las ondas playa escúchame

De frente los delfines o la espada

La certeza de siempre los no-límites

Esta tierna cabeza no amarilla

esta piedra de carne que solloza

Arena arena tu clamor es mío

Por mi sombra no existes como seno

no finjas que las velas que la brisa

que un aquilón un viento furibundo

va a empujar tu sonrisa hasta la espuma

robándole a la sangre sus navíos

Amor amor detén tu planta impura