vicente luis mora

 

córdoba 1970

 

 

 

 

 

 

almendra

 

 

Tengo las manos llenas de almendras vacías, la lluvia

ha sido avara estos años. La muerte es larga. Lo he leído

en algún sitio y está en una canción de las peores. Pasa siempre

con la mejor inspiración, pero hablaba de las almendras

vacías. Son estuches, me digo, metafísicos. Decido no emplear

esta palabra, que tanto mal ha hecho a la poesía moderna

y posmoderna. Son cajas metafísicas. Sostienen mi vacío.

Pienso en mi ataúd como una caja colma de una sola almendra

amarga. Pantocrátor por diluir. Ellos dicen que van a cambiar

las cosas, pero no lo hacen. Llegué al final de Internet

y me cegó la niebla. Una vez amé a una Beatriz,

me llevó al infierno y al paraíso, al mismo tiempo.

Las almendras no crecen si no llueve.

Ellas no dicen que van a cambiar las cosas,

solo las cambian. Tuve que dotarme de sistema.

Leí todos los libros a mi alcance, pensaba tirado

en las esquinas de las calles, miraba a mis amigos

y ellos sabían que yo estaba en otra parte, retomando ideas

para inflarlas a golpes de sequía. No entendemos

qué haces, no entendemos por qué siempre estás pensando

(aquí muevo el café con lentitud extrema, simulando atención)

no entendemos que siempre estés leyendo

o escribiendo lo que lees o lo que piensas. No entendemos.

Cómo decirles: veo que las cajas de almendras de la vida

en las que estáis viviendo están vacías, y queda poco (doy un

pequeño sorbo). Dentro de nada se acabarán los plazos,

y lo que hayáis regado es cuanto os quedará en la mente.

Dos personas que van a abrazarse parecen dos a punto de agredirse.

Me distraen las imágenes. Cómo decirles: solo pienso y leo

y adoro mujeres para multiplicar las dudas, solo intento

llenar de confusión mi cerebro para tener tarea. Si entierras

una granada, te crecerá un arbusto de metralla. ¿Tarea?

¿Qué tarea? Esa que guardo para llenar las horas y los días y los años,

tarea para hacer durante esos siglos dentro de la almendra,

todos esos milenios de muerte por delante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

número 78 / Tercera época, nº 3 Tercer trimestre 2016 Fugitivos elcuaderno 17

almendra

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario