víctor botas

 

 

las rosas de babilonia

1994

 

 

   

 

verano

 

 

 

El instante es azul

El mar, aquella quieta

piedra verde que ocupa la mañana

Palpitante

abierta como un párpado

la tentación

me asalta

—Venus

emergente en la espuma—

muy joven

delgadita

y con bañador rojo.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario