A Postcard from the Volcano

Children picking up our bones

Will never know that these were once

As quick as foxes on the hill;

And that in autumn, when the grapes

Made sharp air sharper by their smell

These had a being, breathing frost;

And least will guess that with our bones

We left much more, left what still is

The look of things, left what we felt

At what we saw. The spring clouds blow

Above the shuttered mansion house,

Beyond our gate and the windy sky

Cries out a literate despair.

We knew for long the mansion’s look

And what we said of it became

A part of what it is … Children,

Still weaving budded aureoles,

Will speak our speech and never know,

Will say of the mansion that it seems

As if he that lived there left behind

A spirit storming in blank walls,

A dirty house in a gutted world,

A tatter of shadows peaked to white,

Smeared with the gold of the opulent sun.

Una Postal desde el Volcán

Los niños que recogen nuestros huesos

nunca sabrán que éstos fueron una vez

tan rápidos como los zorros en el monte;

Y que en otoño, cuando las uvas

hacen al aire agrio más agrio con su olor,

tenían un ser, un aliento helado;

Y aún menos adivinarán que con nuestros huesos

dejamos mucho más, dejamos lo que todavía es

la apariencia de las cosas, dejamos lo que sentíamos

hacia lo que veíamos. Las nubes de la primavera vuelan

sobre la mansión cerrada,

más allá de nuestra cerca, y el viento del cielo

grita una desesperanza aprendida.

Conocimos durante mucho tiempo la apariencia de la mansión

y lo que dijimos sobre ella se ha convertido

en parte de lo que ahora es… Los niños,

que todavía tejen guirnaldas de flores,

hablarán nuestro lenguaje sin saberlo nunca,

dirán de la mansión que parece

como si el que vivió ahí hubiera dejado

un espíritu atormentado en las paredes vacías,

una casa sucia en un mundo sin entrañas,

un jirón de sombras que despunta en blanco,

embadurnado con el oro del opulento sol.

Wallace Steves

“A Postcard From the Volcano”

from Collected Poems

Knopf, 1954

En castellano: 

Traducción exclusiva para el blog

la gatomaquia

[fuinoviembre.blogspot]


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario