Desnatada

Estoy al borde de ser borde,

me lo noto.

El precipicio crece

estoy cansada.

Estoy al borde de ser borde,

estoy a punto

de nieve

mucha nieve. Estoy helada.

Estoy al borde de ser borde

y duele mucho.

¡Dios mío, hazme mediocre!

Estoy cansada

de apostarme la vida a cada instante,

de ir desnuda y verter en todo, el alma.

Déjame que me quede aquí

en el medio,

envuelta en celofán,

bien razonada.

Dame mesura, Dios,

dame mesura,

mesura chapucera y cotidiana.

Hazme mediocre, Dios

hazme mediocre.

En vez de corazón

una ensaimada.

Y el alma en tetra-brik

para que dure….

Ten compasión

y hazme desnatada.

 



Belén Reyes


Del libro Desnatada

lasafinidadeselectivas.blogspot.com

 

 

 

 


 

 

 

 

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.