bienvenido

en este blog sólo encontrarás lo que ya lleves puesto al entrar: no creemos en que vayas a ir más allá de las apariencias, pero tenemos que confiar en ello, y darte la oportunidad. La belleza no es fácil: es difícil: es uno de los sentidos de la verdad: la verdad de la forma. Es muy exigente y sólo se entrega, si acaso, a sus mejores amantes. 

Si crees recibir la belleza espontáneamente, sin esforzarte, sin luchar por ella, no te engañes: habrás recibido cualquier cosa menos la belleza.

Tal vez si posees instinto, olfato, pasión, hambre por la belleza, tu paso por este blog no sea sólo turismo. Eso deseamos y por ello compartimos nuestras maneras de buscar la belleza, allí donde esté. 

-

Oh, vieja maldición de los poetas:
Como los enfermos emplean un
idioma lleno de lamentos
para describir dónde les duele,
en lugar de transformarse duramente en las palabras,
como el cantero de una catedral
obstinado se transforma en la serenidad de la piedra.
-

r.m. rilke

he nacido para robar rosas de las avenidas de la muerte

o también, música en la poesía. Una selección de las mejores canciones de tus artistas favoritos. Si no tenemos la que te gusta, pídenosla.

si tienes alguna sugerencia, ponte en contacto con nosotros y tal vez podamos hacer algo. Recuerda que no necesitamos tu visita: no queremos venderte nada ni hacer de ti un número para la publicidad ni ningún otro asunto que nos beneficie. Pero, sin duda, agradecemos tu visita y tu estancia en este lugar. 

CORTOS ANIMADOS

un corto cada semana de los mejores productores. No te los pierdas y si tienes alguna sugerencia, si te parece, dínosla.

los muchachos del asunto poético

estos tipos que desfilan se la jugaron: quizá por un motivo desconocido que ni siquiera podían nombrar; o por ellos mismos; o por una causa, un amor, un deseo. Poco nos importa. Y tampoco nos importa si se mataron o se murieron de hambre o de soledad. Pero dedicaron lo mejor de sus vidas a esa extraña actividad que se llama poesía. Y, directa o indirectamente, también se la jugaron por nosotros, y no lo olvidamos.

 

Cuando Mr. Apollinax visitó los Estados Unidos

su risa tintineó entre las tazas de té.

Yo pensé en Fragilion, esa huraña figura entre los        

abedules, y en Príapo en el cenador observando

con la boca abierta a la dama del columpio.

En el palacio de la Sra. Phlaccus, en casa del profesor

                                                                  / Channing-Cheetah,

se reía como un feto irresponsable.

Su risa era submarina y profunda como la del viejo

del mar escondido bajo islas de coral donde

afligidos cuerpos de ahogados bajan a la deriva en el

                                                                      / silencio verde,

dejados caer por dedos de rompiente.

 

Busqué a ver si la cabeza de Mr. Apollinax rodaba

bajo una butaca o sonreía sobre una mampara

con algas en el pelo.

Oí el golpear de los cascos del centauro en la dura

pista de carreras mientras su seria y apasionada

conversación devoraba la tarde.

 

«Es un hombre encantador» — «Pero, al fin y al cabo,

                                                                  / ¿qué quería decir?»

«Sus orejas aguzadas… Debe estar desequilibrado.»

«Dijo algo a lo que quizá podría haber replicado.»

 

De la viuda Sra. Phlaccus, y del Profesor y la señora

Cheetah recuerdo una rodaja de limón y una

mordida pastita de almendras.

 

            t s eliot

 

encuentra lo que amas y deja que te mate

tu vida es tu vida
no dejes que sea absorbida 
por la viscosa sumisión
mantente alerta
hay salidas
hay una luz en algún lugar
puede que no sea mucha luz pero
vence a la oscuridad
mantente alerta
los dioses te ofrecerán oportunidades
conócelas
tómalas
no puedes vencer a la muerte pero
puedes vencer a la muerte en la vida, a veces
y mientras más a menudo aprendas a hacerlo
más luz habrá
tu vida es tu vida
conócela mientras la tengas

                     charles bukowski

 

 

Escribo para gente que no tiene
otro sitio donde caerse muerta que la superficie de un poema.  

 

roger wolfe

 

 

 

 

La lucha era libre y para todos.
Había que tener un cuerpo
un carnet de adversario y en el mejor de los casos,
una vida completamente distinta.

 

alberto muñoz

Tengo a veces un sueño penetrante
De una mujer desconocida a la que amo y que me ama
Y que no es, cada vez, en absoluto la misma
Ni es otra, y me ama y me comprende. 

 

paul verlaine