charles baudelaire

pero ¿de qué?

charles baudelaire: pequeños poemas en prosa

 

XXXIII

 

 

 

Hay que estar siempre borracho.

Todo consiste en eso: es la única cuestión.

Para no sentir la carga horrible

del Tiempo

 

bau

leer más

el peso de su enorme cabellera casi azul

charles baudelaire: pequeños poemas en prosa 25

 

la hermosa dorotea

 

 

 

Agobia el Sol a la ciudad con su luz recta y terrible;

la arena resplandece y el mar espejea.

Cobardemente se rinde el mundo estupefacto

y duerme la siesta, siesta que es una especie

 

bau

leer más

con sus ojos tan abiertos como puertas cocheras

charles baudelaire

 

los ojos de los pobres

 

poema número 26 de el spleen de parís

los pequeños poemas en prosa

 

 

¡Ah!, queréis saber por qué hoy os aborrezco.

Más fácil os será comprenderlo, sin duda, que a mí

explicároslo; porque sois, creo yo, el mejor ejemplo

 

bau

leer más

miren el sutil envidioso!

charles baudelaire

 

la soledad

 

Un gacetillero filántropo me dice que la soledad

es mala para el hombre; y en apoyo

de su tesis cita, como todos los incrédulos,

palabras de los padres de la Iglesia.

 

bau

leer más

me arrastro como ellos, pero más aturdido

charles baudelaire

 

los ciegos

 

 

Míralos, alma mía; son en verdad horrendos,

muñecos, parecieran; vagamente ridículos;

extraños y terribles, igual que los sonámbulos,

apuntan no sé a dónde sus tenebrosas órbitas.

 

 

leer más

podremos tomar largos baños de tinieblas

 

 

anywhere out of the world

en cualquier parte, fuera del mundo

 

 

Hospital es la vida en que cada enfermo

está poseído del deseo de cambiar de cama.

Éste querría padecer junto a la estufa,

y aquél cree que se curaría frente a la ventana.

 

 

leer más

en el suelo en medio de los gritos

 

 

El albatros

 

A menudo, para divertirse, los marineros

Cazan a los albatros, enormes aves de los mares,

Que siguen, indolentes compañeros de viaje,

Al navío que se desliza sobre los abismos amargos.

 

leer más
  1. Propongo una explicación ( ) de este hermoso y potente texto, tanto para hacerle justicia como para hacer justicia a…

  2. Aprovecharé este poema para explicarme —a mí mismo sobre todo— algunos asuntos de la poesía y la poética que, estando…

  3. Me parece un buen poema; antes, cuando entonces, hubiera dicho que necesito que un poema tenga imágenes concretas, imágenes reales,…

  4. Tiene usted razón (ya estará acostumbrado) .Pero yo en mi infinita ignorancia pensaba que hablábamos de muerte y religión, no…

  5. Dos aclaraciones previas: ¿por qué se apea del tratamiento de usted? Con todos mis maestros intelectuales --cuatro o cinco-- he…

  6. Bueno: La cuestión es muerte y religión. Ambas unidas desde el principio, pero de distinta esencia. La religión no deja…