Al sol de Prestatyn

.

Ven al sol de Prestatyn

decía riendo la chica del cartel,

arrodillada en la arena

y de ajustado y blanco satén.

Tras ella un trozo de costa

y un hotel con palmeras parecían

brotarle de los muslos y los brazos

extendidos para alzarle los pechos.

La pegaron un día de marzo.

Un par de semanas después era bizca

y le habían pintado unos colmillos;

le marcaron con saña enormes tetas

y una raja en la entrepierna, y entre los muslos

le habían echo unos garabatos

que la dejaban bien abierta de piernas

sobre una polla tuberosa y sus cojones

con la firma de El Enano Thomas,

mientras que alguien había utilizado un cuchillo

o lo que fuera para apuñalarle

los labios con bigote de su sonrisa.

Era demasiado exquisita para esta vida.

Muy pronto, un gran desgarrón transversal

dejó solo una mano y un poco de azul.

Ahora hay un cartel de Lucha contra el cáncer.

 

 

 

Sunny Prestatyn

.

Come to Sunny Prestatyn

Laughed the girl on the poster,

Kneeling up on the sand

In tautened white satin.

Behind her, a hunk of coast, a

Hotel with palms

Seemed to expand from her thighs and

Spread breast-lifting arms.

She was slapped up one day in March.

A couple of weeks, and her face

Was snaggle-toothed and boss-eyed;

Huge tits and a fissured crotch

Were scored well in, and the space

Between her legs held scrawls

That set her fairly astride

A tuberous cock and balls

Autographed Titch Thomas, while

Someone had used a knife

Or something to stab right through

The moustached lips of her smile.

She was too good for this life.

Very soon, a great transverse tear

Left only a hand and some blue.

Now Fight Cancer is there.

Philip Larkin


Al sol de Prestatyn

De Las bodas de Pentecostés, Lumen, 2007

Traducción y prólogo de Damián Alou

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reina María Rodríguez: Y un poco de azul… - Incubadora - […] “Al sol de Prestatyn” es un poema de Phillip Larkin donde se describe un cartel que encontramos al paso en una carretera.…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención