alberto caeiro / poemas inconjuntos 

 

 

 

 

 

No basta abrir la ventana

para ver los campos y el rio.

No es bastante no ser ciego

para ver los árboles y flores.

También es necesario no tener filosofía.

Con filosofía no hay árboles: hay sólo ideas.

Hay sólo cada uno de nosotros, como un sótano.

Hay sólo una ventana cerrada, y todo el mundo afuera;

y un sueño de lo que se podría ver si la ventana se

abriera,

que nunca es lo que se ve cuando se abre la ventana.

 

 

 

         

         

 

 

 

Nao basta abrir a janela

Para ver os campos e o rio.

Nao é bastante nao ser cego

Para ver as árvores e as flores.

E preciso também nao ter filosofia nehuma.

Com filosofia nao há árvores: há ideias apenas.

Há só cada urn de nós, como urna cave.

Há só urna janela fechada, e todo o mundo lá fora;

E um sonho do que se poderia ver se a janela se

abrisse,

Que nunca é o que se ve quando se abre a janela.

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POEMAS DE ALBERTO CAEIRO

 

Versión e introducción de

PABLO DEL BARCO

VISOR MADRID 1984

VOLUMEN CV DE LA COLECCION VISOR DE POESIA