alberto caeiro / poemas inconjuntos 

 

 

 

 

 

No basta abrir la ventana

para ver los campos y el rio.

No es bastante no ser ciego

para ver los árboles y flores.

También es necesario no tener filosofía.

Con filosofía no hay árboles: hay sólo ideas.

Hay sólo cada uno de nosotros, como un sótano.

Hay sólo una ventana cerrada, y todo el mundo afuera;

y un sueño de lo que se podría ver si la ventana se

abriera,

que nunca es lo que se ve cuando se abre la ventana.

 

 

 

         

         

 

 

 

Nao basta abrir a janela

Para ver os campos e o rio.

Nao é bastante nao ser cego

Para ver as árvores e as flores.

E preciso também nao ter filosofia nehuma.

Com filosofia nao há árvores: há ideias apenas.

Há só cada urn de nós, como urna cave.

Há só urna janela fechada, e todo o mundo lá fora;

E um sonho do que se poderia ver se a janela se

abrisse,

Que nunca é o que se ve quando se abre a janela.

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POEMAS DE ALBERTO CAEIRO

 

Versión e introducción de

PABLO DEL BARCO

VISOR MADRID 1984

VOLUMEN CV DE LA COLECCION VISOR DE POESIA

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario