la verdadera oscuridad

 

 

 

La verdadera oscuridad es al principio

a solas, cuando no se conoce

ni distingue el mundo y el dolor

de una ignorada e insoportable herida

– eco sordo cayendo sobre sí mismo –

va matando los días

los años, las décadas

mientras la efervescencia de la vida

te quiere abrir los ojos

la boca, los oídos

y desconoce, que no son tuyos.

 

 

 

 

 

 

 

Ángel Ferrer
Inédito