anna crowe

de: Punk with Dulcimer

Peterloo, 2006

Traducción: Joan Margarit

Punk con Salterio, 4 Estaciones 2008

 

 

 

 

a calendar of hares

 

for Valerie Gillies

 

 


 

1. At the raw end of winter
the mountain is half snow, half
dun grass. Only when snow
moves does it become a hare.

2. If you can catch a hare
and look into its eye,
you will see the whole world.

3. That day in March
watching two hares boxing
at the field’s edge, she felt
the child quicken.

4. It is certain Midas never saw a hare
or he would not have lusted after gold.

5. When the buzzard wheels
like a slow kite overhead
the hare pays out the string.

6. The man who tells you
he has thought of everything
has forgotten the hare.

7. The hare’s form, warm yet empty.
Stumbling upon it, he felt his heart
lurch and race beneath his ribs.

8. Beset by fears, she became
the hare who hears
the mowers’ voices growing louder.

9. Light as the moon’s path over the sea,
the run of the hare over the land.

10. The birchwood a dapple
of fallen gold: a carved hare
lies in a Pictish hoard.

11. Waking to the cry of a hare
she ran and found the child sleeping.

12. November stiffens
into December: hare and grass
have grown a thick coat of frost.

 
 
   

 

 

 

 

 

 

un calendario de liebres

 

para la poeta Valerie Gillies *

 

 

En el áspero final del invierno
la montaña es mitad nieve, 
mitad hierba parda. Sólo cuando la nieve
se mueve surge una liebre. **

Si logras coger una liebre
y miras dentro de su ojo
verás el mundo entero.

Aquel día de marzo
viendo dos liebres boxeando
al borde del campo, sintió
al niño que empezó a moverse en su vientre.

El rey Midas jamás vio una liebre,
pues entonces nunca hubiese codiciado el oro.

Cuando el águila vuela
como una cometa en lo alto del cielo
la liebre va soltándole cuerda.

Quien te diga
que ha pensado en todo
ha olvidado la liebre.

El nido de la liebre, cálido pero vacío: 
al tropezar con ello, él sintió que su corazón
aceleraba sus latidos bajo las costillas.

Acosada por el miedo, ella se convirtió
en la liebre que escucha las voces, 
cada vez más fuertes, de los cosechadores.

Tan ligero como el sendero de la luna sobre el mar
es el curso de la liebre sobre la tierra.

El bosque de abedules moteado
de oro caído: una liebre tallada
está acostada en un tesoro de los Pictos.

Despertada por el grito de una liebre
ella corrió para encontrar al niño que dormía.

Noviembre se endurece 
al entrar en diciembre: la liebre y la hierba 
se han puesto un grueso abrigo de escarcha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

* Valerie Gillies: poeta escocesa contemporánea cuya

obra celebra la naturaleza y la fauna de su país.

 

 

** La liebre montañesa de Escocia cambia de color.

Durante el invierno es blanca, y cuando llega la primavera

su pelo empieza a cambiar a un gris dorado.

Así, alguien puede estar mirando hacia una montaña,

“mitad nieve, mitad hierba parda” y estar viendo algunas

liebres sin saberlo, hasta que “la nieve se mueve”, es decir,

cuando la nieve “se transforma” en liebre.

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 


 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario