el ave de la ambición

 

Así se ha llegado a esto –
insomnio a las 3:15 A. M.,
el reloj mueve sus agujas

como una rana que sigue
un reloj de sol pero cada cuarto
de hora recibe una descarga eléctrica.

El asunto de las palabras me mantiene despierta.
Bebo cacao,
la caliente mamá morena.

Me agradaría una vida sencilla,
sin embargo toda la noche voy
echando poemas en una caja grande.

Es mi caja de inmortalidad,
mi plan de reserva,
mi ataúd.

Toda la noche alas oscuras
golpean en mi corazón.
Cada una un ave de ambición.

El ave quiere ser abatida
de un lugar alto como el Tallahatchie Bridge.

Quiere encender una cerilla
e inmolarse.

Quiere volar la mano de Miguel Ángel
y encontrarse pintada en un fresco del techo.

Quiere picar en el nido de avispones
y salir con una larga inmortalidad.

Quiere tomar pan y vino
y dar a luz un hombre que flote feliz en el Caribe.

Quiere ser troquelada como una llave
para que pueda hacer salir a los Magos de Oriente.

Quiere despedirse del circulo de extranjeros
y ofrecer pedacitos de su corazón como entremeses.

Quiere morir cambiándose de vestidos
y dispararse hacia el sol como un diamante.

Ella quiere, yo quiero.
Dios mío, no sería suficiente
beber cacao?

Necesito un ave nueva,
una nueva caja de inmortalidad.
En esta ya hay bastante locura.
 

the ambition bird

 

 

So it has come to this
insomnia at 3:15 A.M.,
the clock tolling its engine

like a frog following
a sundial yet having an electric
seizure at the quarter hour.

The business of words keeps me awake.
I am drinking cocoa,
that warm brown mama.

I would like a simple life
yet all night I am laying
poems away in a long box.

It is my immortality box,
my lay-away plan,
my coffin.

All night dark wings
flopping in my heart.
Each an ambition bird.

The bird wants to be dropped
from a high place like Tallahatchie Bridge.

He wants to light a kitchen match
and immolate himself.

He wants to fly into the hand of Michelangelo
and dome out painted on a ceiling.

He wants to pierce the hornet’s nest
and come out with a long godhead.

He wants to take bread and wine
and bring forth a man happily floating in the Caribbean.

He wants to be pressed out like a key
so he can unlock the Magi.

He wants to take leave among strangers
passing out bits of his heart like hors d’oeuvres.

He wants to die changing his clothes
and bolt for the sun like a diamond.

He wants, I want.
Dear God, wouldn’t it be
good enough to just drink cocoa?

I must get a new bird
and a new immortality box.
There is folly enough inside this one.

 
 
 
 
 
 

De “El libro de la locura”
Poesía completa
 
 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario