the lost lie

 

There is rust in my mouth,

the stain of an old kiss.

And my eyes are turning purple,

my mouth is glue

and my hands are two stones

and the heart, is still there,

that place where love dwelt

but it is nailed into place.

Still I feel no pity for these oddities,

in fact the feeling is one of hatred.

For it is only the child in me bursting out

and I keep plotting how to kill her.

Once there was a woman,

full as a theater of moon

and love begot love

and the child, when she peeked out,

did not hate herself back then.

Funny, funny, love what you do.

But today I roam a dead house,

a frozen kitchen, a bedroom

like a gas chamber.

The bed itself is an operating table

where my dreams slice me to pieces.

Oh love,

the terror,

the fright wig,

that your dear curly headwas, was, was, was.

la mentira perdida

Hay óxido en mi boca,

la mancha de un viejo beso.

Y mis ojos se están volviendo morados,

mi boca es pegamento

y mis manos son dos piedras

y el corazón,

está todavía ahí,

ese lugar en que el amor habita

pero está clavado en su sitio.

Con todo, no siento lástima por estas rarezas,

de hecho el sentimiento es de odio.

Porque es sólo la niña emergiendo en mí

y sigo planeando cómo matarla.

Una vez había una mujer,

llena como un teatro de luna

y el amor engendró amor

y la niña, cuando echaba un vistazo,

no se odiaba en aquel entonces.

Divertido, divertido, amar lo que haces.

Pero hoy deambulo por una casa muerta,

una cocina helada, un dormitorio

como una cámara de gas.

La cama en sí es una mesa de operaciones

donde mis sueños me cortan en pedazos.

Oh amor,

el terror,

la espantosa peluca,

que tu querida cabeza rizada era, era, era, era.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Deja un comentario