Mademoiselle Isabel


MADEMOISELLE Isabel, rubia y francesa,

con un mirlo debajo de la piel,

se sé si aquel o ésa, oh mademoiselle

Isabel, canta en el o si él en ésa.

Princesa de mi infancia: tú princesa

promesa, con dos senos de clavel;

yo, le livre, le crayon, le… le…, oh Isabel,

Isabel…, tu jardín tiembla en la mesa.

De noche, te alisabas los cabellos,

yo me dormía, meditando en ellos

y en tu cuerpo de rosa: mariposa

rosa y blanca, velada con un velo.

Volada para siempre de mi rosa

– mademoiselle Isabel- y de mi cielo.

Blas de Otero

Verso y prosa

Ediciones Cátedra SA 1982

Madrid

blasdeotero


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario