bukowski, South of No North

 

 

 

 

 

Como cualquiera te puede decir, no soy un hombre muy agradable. No conozco la palabra. Siempre he admirado al villano, al proscrito, al hijo de puta. No me gusta el chico bien afeitado con corbata y un buen trabajo. Me gustan los hombres desesperados, los hombres con los dientes rotos y las mentes rotas y los destinos rotos. Me interesan. Están llenos de sorpresas y explosiones. También me gustan las mujeres viles, malditas perras borrachas con las medias sueltas y las caras como máscaras pintarrajeadas. Estoy más interesado en los pervertidos que en los santos. Me puedo relajar con los vagos porque soy un vago. No me gustan las leyes, las morales, las religiones, las reglas. No me gusta estar moldeado por la sociedad.

   

 

Like anybody can tell you, I am not a very nice man. I don’t know the word. I have always admired the villain, the outlaw, the son of a bitch. I don’t like the clean-shaven  boy with the necktie and the good job. I like desperate men, men with broken teeth and broken minds and broken ways. They interest me. They are full of surprises and explosions. I also like vile women, drunk cursing bitches with loose stockings and sloppy mascara faces. I’m more interested in perverts than saints. I can relax with bums because I am a bum. I don’t like laws, morals, religions, rules. I don’t like to be shaped by society.”

 

 

 

 

bukowski, al sur de ningún norte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

10 Comentarios

  1. Estáis colgando grandes poemas! El espectáculo ya lo vivimos todos los días. El otro día leí una noticia repulsiva: han quitado la grasa al chocolate para que no engorde. Este es el mundo antagónico en que vivimos . Me resulta repulsiva por todo lo que representa que el ser humano llegue a estas cotas de gilipollez por puro hedonismo. Mientras a otros humanos de aquí y de allí no les llega ni siquiera la grasa esa que le quitan al chocolate y a otros alimentos.

  2. Wowwwwww… ¿eres la auténtica y genuina Vladimira Pound?

    Tu visita es señal de que estamos con el espectáculo, aunque claro, en el caso

    de que no estuvieras tan ocupadísima y pudieras… en fin, nos basta con tu inapreciable

    visita y con tu -en exceso generoso- visto bueno.

    Un abrazo con los dos brazos

    Gracias por acercarte, ya sabes que siempre -y cuando digo siempre, es siempre- te esperamos.

    narciso

  3. Hola Vlad, ¿has visto qué colorido está esto?, no como antes.

    Creo que queda mejor. Es como una pizarra, donde se ponen poemas.

    Espero que todo te vaya lo mejor posible y asómate un poco más mujer

    que nos tenías abandonaos, aunque seguro que es por buena causa.

    Ángel

  4. Amigos, os leo y pienso en vosotros, pero estoy muda porque no comprendo a las personas ni ellas a mí.
    Vivimos en un mundo que chorrea la grasa que tapona el alma.

  5. Por cierto, Vlad, no recuerdo que tal te llevabas con el bueno de bukowski,

    sobre todo porque me interesa tu criterio, claro, y en segundo lugar porque

    ahora tenemos la fiebre bukowski, chinaski, intentamos reconciliarnos con

    la poesía a través de él. No sé si es buena idea, pero nos gusta y la saboreamos.

    Otro brazo

    narciso

  6. Ya hablamos de él. Es imposible no admirar a este hombre. Ni quedar admirada por su dureza y a continuación por su sensibilidad. Recuerdo el poema que le hizo a aquél gato. Allí me di cuenta de su delicadeza.

Los comentarios están cerrados