césar vallejo

 

 

quisiera hoy ser

feliz de buena gana

 

poemas humanos

 

 

 

      

 

 

Quisiera hoy ser feliz de buena gana,

ser feliz y portarme frondoso de preguntas,

abrir por temperamento de par en par mi cuarto, como loco,

y reclamar, en fin,

en mi confianza física acostado,

sólo por ver si quieren,

sólo por ver si quieren probar de mi espontánea posición,

reclamar, voy diciendo,

por qué me dan así tánto en el alma.

 

Pues quisiera en sustancia ser dichoso,

obrar sin bastón, laica humildad, ni burro negro.

Así las sensaciones de este mundo,

los cantos subjuntivos, .

el lápiz que perdí en mi cavidad

y mis amados órganos de llanto.

 

Hermano persuasible, camarada,

padre por la grandeza, hijo mortal,

amigo y contendor, inmenso documento de Darwin:

¿a qué hora, pues, vendrán con mi retrato?

¿A los goces? ¿Acaso sobre goce amortajado?

¿Más temprano? ¿Quién sabe, a las porfías?

 

A las misericordias, camarada,

hombre mío en rechazo y observación, vecino

en cuyo cuello enorme sube y baja,

al natural, sin hilo, mi esperanza…

 

            

 

quisiera hoy 

ser feliz y             frondoso de preguntas

 

reclamar

en mi confianza física acostado

 

 por ver si quieren 

reclamar voy diciendo

por qué me dan así tánto en el alma

 

        quisiera                  ser dichoso

     sin bastón                 ni burro negro

así 

los cantos subjuntivos

el lápiz que perdí en mi cavidad

mis amados órganos de llanto.

 

hermano                       camarada

padre                             hijo mortal

amigo           inmenso documento de Darwin:

¿a qué hora                vendrán con mi retrato?

¿A los goces?          

¿Más temprano?                        ¿a las porfías?

 

a las misericordias

hombre mío en rechazo y observación 

en cuyo cuello enorme sube y baja,

al natural, sin hilo, mi esperanza…

 

     

 

 ser feliz de buena gana,

portarme frondoso 

abrir     de par en par mi cuarto como loco,

 en fin

 

 

 

por ver si quieren probar de mi espontánea posición,

 

 

                   quisiera en sustancia

                      laica humildad

         las sensaciones de este mundo,

 

 

 persuasible, 

 

                  contendor

 

   ¿acaso sobre goce amortajado?

¿quién sabe?

 

                                           vecino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

6 Comentarios

  1. He intentado leer la entrevista a Julieta pero se me ha hecho tan cuesta arriba que he pensado ¿qué necesidad tengo de leer esto? Ninguna.
    Y entonces me he venido aquí para darme cuenta de qué necesidad tenía.

  2. Vlad: es que es un problema, una dificultad que tienen los poetas

    postnovísimos: han de teorizar sobre su poesía, posiblemente porque

    el personal se lo exige, ya que, al parecer, el personal que lee poesía y cosas,

    ya no se conforma con no entender. Están dispuestos a no entender siempre

    que se les haga cómplices o partícipes del fin, de los objetivos de la no/comprensión.

    Esta mujer, en esta entrevista, está muy contenida y sensata. Quizá el más exigido sea

    de nuevo Mariano Peyrou: va en busca de la identidad, dicen: fragmentada, casi inexistente,

    pero por lo menos ya no tenemos el yo del poeta: ahora es un yo que necesita de los otros

    para sobrevivir, incluso para constituirse.

    Cada uno de los poetas que asoman y no asoman la cabeza necesita un soporte metafísico, otro

    soporte gnoseológico y algo que llamaré ontología, ya que desborda a la simple sociología, que como

    la antropología, son disciplinas ya muy estrechas para lo que se pide y se necesita. Wow.

    Un abrazo

    Narciso. A ver si cuelgo algo que se pueda llamar poesía, sin ningún paréntesis ni interrogante.

    Uf.

  3. Mira, te he leído el comentario por ser tú, pero a mí toda esta teoría o lo que sea me parece que no sirve para nada. Bueno, para aburrir a algunos incultos como yo.

  4. Jejjejejej: caray, cómo está el patio. Vlad: estamos en lo mismo, creo

    que estamos en lo mismo… pero ahora, hoy, las cosas vienen así:

    claro que también se puedes leer sin conocer la teoría que sustenta sus

    poemas.

    Un abrazo

    Narciso

  5. Con todo ese rollo sólo se consigue que la gente tenga todavía más reparos en acercarse a la poesía.
    Para algo que está al margen del entendimiento cabal….
    Para entender la poesía solo hace falta no querer entenderla.

  6. Vlad: lo mismo dicen los poetas, que no hay que entender.

    Los reparos que tenga la gente en acercarse a la poesía -o a lo que sea-

    me dan bastante igual: es una actividad libre y no se pretende hacer un club.

    Sí entiendo, en cambio, que puede ser necesario saber por lo menos por dónde van los tiros

    si no conoces nada de un poeta o de una corriente poética: puedes ganar tiempo desechando

    opciones falsas, falsas expectativas. No sé. No soy representante de la poesía oficial ni de la otra.

    Sólo leo y tampoco necesito teorías.

    Abrazo

    Narciso

Deja un comentario