charles simic

el mundo no se acaba

vaso roto ediciones

traducción de jordi doce

 

 

 

Un niño negro llevaba puesta la máscara de la  

comedia en una calle humeante de edificios de ladrillo

gris. La máscara provenía de las ruinas de un viejo

cine sobre cuyo proscenio había colgado junto a su

compañera, la tragedia. Oh niño corriendo con zapatillas

rojas… Uno esperaba ver a una de las bellezas misteriosas

de la pantalla muda caminando en sueños y siguiendo tu

estela.

 

 

 

A black child wore the mask of comedy on a

street of gutted, gray-brick tenements. The mask came

from the ruins of the movie palace where it had hung

over the proscenium with its companion, tragedy.

O child in red sneakers, running… One expected to

see one of the shadowy beauties of the silent screen

sleepwalking in your wake.

 

        

  

Perros policía vestidos como niños en el

escaparate de un cuidador de perros. ¡Oh los

almidonados mandiles, la ropa interior con bordes de

encaje» los zapatos de charol! Si vas a vender tu alma al

diablo, toma esa calle y pregunta en el segundo piso de

la casa en la que hay perros..

 

 

 

 

 

Police dogs in a dog groomer’s window dressed

as children. O the starched white pinafores, the lace-

bordered undies, the patent-leather shoes! If you’re

going to sell your soul to the devil, go down that street

and ask on the second floor of the house with the

dogs.

 

 

 

 

 

 

 

 

Θ


 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario