escuchando en el laúd

Escuchando en el laúd la nota antigua

Uno ve poetas en el pasado pero no asesinos.

Ve la ingrávida sustancia incorporada

A la calamitosa energía de la historia

Y esta confusión no termina de aclararse.

Increíbles poetas entre nubes de sangre

Salvando a medias la verdad, dejando el resto

A la convicción del crimen general

Como un error que debe soslayarse.

Cómo

Consiguió la belleza aislar las rosas,

Construir un recluso jardín incorrupto

Y dar materia a este cantor eterno.

Pero la estúpida crueldad y el martirio

No fueron cosas transitorias ni objetos irreales

Que pueden apartarse como una falla terrestre,

Una fractura en la roca, un paso en falso en el mundo.

Aquí están todavía, no en el mito

Y a su manera se empeñan en dar música.

Las cuerdas siguen sonando en medio de la masacre;

La vida corporal de esta madera finamente curvada

Es aceptada como un triste conocimiento.

El laúd rescata un engaño hasta el fin de los tiempos.

Joaquín O. Giannuzzi

Las condiciones de la época, 1967


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario