mi hija contempla mi perfil

Teóricamente libre, en el presente,

mi cabeza giró, de condenado,

congelando el perfil ante sus ojos.

Ella miró profundamente azul

para fijar la imagen, despojarla

de sombrías y próximas mudanzas.

¿Qué consistencia merece, en tu memoria,

la lluviosa arquitectura

de mi rastro? Esto

desaparecerá porque acumulas

días y espacios que vienen a negarme.

Y habrá abundante mundo,

habrá espacio, sol e historia suficiente

para precipitar al fondo,

despedir de tus ojos ocupados

esta existencia en bruto, su difícil

respiración al borde de la mesa.

Joaquín O. Giannuzzi

Poesía completa Giannuzzi

Ed. Sibilina 

Sevilla, 2009