mareasmareasmareasmareasmareasmareasmareasmareasmareasmareasmareas

 

 

 

en mi costado izquierdo encontré esta mañana un caracol/

dejado por una mujer con mareas que vienen y van

según leyes que nadie descubre/

esas mareas hubieran vuelto loco a einstein/

galileo le gritaría a la luna/

¿qué te pensás?/le gritaba/¿pensás

que yo puedo entender el universo sin entender las mareas de esa

mujer?/

no tienen nada que ver con el sol físico/gruñía/meditaba/

andan descalzas por trabajos/sudores/penas/sin perder la calor

o suavidad/

se parecen a los animales de los ríos y los bosques cuando el poeta

martínez rivas

abre la boca y sale un sol/

y detrás del sol Nicaragua/

he visto al sur parecerse a esa mujer/

cuando se retiraba fosforescían en la arena conciencias

muy humildes/

se ponían a tejer/amasar/hacían fueguitos que abrigaban la patria/

daban noticias de su amor/

tiempo que volverás/serás justo/dentro de diez billones de dolores/

en realidad/estoy hablando de las mareas de esa mujer/

en una se venía con un vestido de nombres resplandecientes/

se había cosido los compañeros al vestido con telitas del alma/

iba y venía/perfecta de ternura/

es justo que nuestro pueblo sea así/

que tenga un ojo para dar la mano/

otro ojo navegando en el ojo del mundo/

y nazca/nazca siempre/siempre nazca/

porque morir es fácil/nacer no/

los niños tiemblan de cosmos/

gritándole a la muerte/

como yo mismo a la luna/decía el león de galileo en la hoguera/

sos fría/le gritaba a la luna/

se lo llevó una marea de mujer/

y él tenía el corazón levantado/

 

 

 

 

 

 

 

juan gelman

 

poesía reunida

 

seix barral 2012