julieta valero

 

 

los heridos graves

 

 

Ed. Musa a las 9 SL

2014

 

 

           

 

II   sobreponerse

 

¿quién habla de victorias

sobreponerse es todo

                      r. m. rilke

 

 

 

voluntad de olvido

 

 

 

Introduciéndole al pulmón de cada hora

el accesorio de vuelo que encontraremos en el bolsillo

se obtendrá

la ingravidez de los niños o de las playas

—que no es tal

sino sutil y amoroso engaño

de sedimentación—

 

pero no importa.

 

Porque una cópula perfecta de prisa y luz dejará

a nuestros pies el cadáver pulposo de la cautela

ante los ojos una mañana doncella de cada cual.

 

Comerá en nuestra mano el perro de la identidad

alumbraremos sueños verticales y dulces en los que

ni los prados ni el mar perderán dignidad al acercarse.

 

 

Los recuerdos serán al fin una apócrifa caricia

sin raíces ni sal. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Deja un comentario