la meta

 
 
 
No puedo salir de casa
ni contestar al teléfono.
Me estoy hundiendo otra vez
pero sin sentir dolor.
 
Y ese es el gran cambio
y la misericordia para arrancar:
el enemigo ha muerto
y no tengo que disparar.
 
 
En cuanto a la caída,
fue escrita hace mucho tiempo:
y no puedo detenerlo ahora
estoy lloviendo y soy nieve.
 
Y me asiento por fin
en el fono de mi alma
en las formas del pasado
y las las formas que se despliegan.
 
Me siento en mi silla
y miro a la calle–
el enemigo se ha ido
y es dulce su ausencia.
 
Me muevo con las hojas
Brillo como el cromo.
Estoy casi vivo.
Estoy casi en casa.
 
Pero por favor no me sigas
no tengo nada que enseñar,
salvo que la meta
está fuera de alcance.
 
   

the goal
 
 
 
 

I can´t leave my house

or answer the phone.

I´m going down again

but feeling no pain.

 

And that´s the great change

and mercy to boot —

the enemy´s dead

and I don´t have to shoot.

 

But as for the fall:

it was writ long ago

and I can´t stop it now —

I´m rain and I´m snow.

 

And I settle at last

on the ground of my soul

in shapes of the past

and shapes that unfold.

 

I sit in my chair

and I look at the street —

the enemy´s gone

and his absence is sweet!

 

I move with the leaves

I shine with the chrome

I´m almost alive

I´m almost at home.

 

But please do not follow

I´ve nothing to teach:

except that the goal

falls short of the reach.

 
 
 
 
 
  
 
 leonard cohen
 
lyrics book