mariano peyrou

de La hora verde

 

                  he tratado de ser leve

 

 

Subo y abro la puerta, estoy

muy inspirado. Aquí

falta algo. Es mediodía,

no tengo ganas de seguir

con el recuento. Los marineros,

los antiguos cazadores, una bizca

preciosa que escapó en el último

escalón, todos sabían manipular

sus barajas. He tratado

de suavizar mis tendencias naturales.

Un animal infalible espera que suene el disparo.

En lo más alto, comienza la carrera.

   

        subo 

inspirado

falta algo

no                     

                       recuento

marineros,

cazadores, una bizca

preciosa,

todos            manipular

barajas.

un animal infalible espera el disparo

comienza la carrera