XII : 77

  

El misterio no tiene dos extremos:

tiene uno.

El único extremo del misterio está en el centro

de nuestro propio corazón.

Sin embargo,

no dejaremos nunca de buscar el otro extremo,

el extremo que no existe.

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Roberto Juarroz

Poesía vertical

tomo 2- 1ª ed.

Buenos Aires

Emecé Editores

2005