los curanderos

 

 

 

Cuando dicen, ¿Hay un médico a bordo?,

que por favor se identifique, me acuerdo cuando mi

entonces marido se levantaba, y yo me convertía en

aquella que estaba a su lado. Ahora dicen

que la cosa no funciona sin igualdad.

Y después de esos primeros treinta años, yo no fui más

la que él quería tener a su lado

al pararse o al volver a su asiento

– no yo sino ella, que también se levantará,

cuando sea necesario. Ahora me los imagino,

levantándose, juntos, con sus amplias

alas de médicos, pájaros zancudos, – como cigüeñas con sus

maletines de tal–para–cual

balanceándose en sus picos. Y bueno. Fue como

tuvo que ser, él no se ponía contento cuando se necesitaban

las palabras, y yo me ponía de pie.

 

 

 

the healers

 

 

 

When they say, If there are any doctors aboard,

would they make themselves known, I remember when my then

husband would rise, and I would get to be

the one he rose from beside. They say now

that it does not work, unless you are equal.

And after those rst thirty years,

I was not the one he wanted to rise from

or return to – not I but she who would also

rise, when such were needed. Now I see them,

lifting, side by side, on wide,

medical, wading–bird wings – like storks with the

doctor bags of like–loves–like

dangling from their beaks. Oh well. It was the way

it was, he did not feel happy when words

were called for, and I stood.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Stag´s Leap – Salto del Ciervo / Sharon Olds 

Traducción de Natalia Leiderman y Patricio Foglia

Noviembre, 2016

Buenos Aires, Argentina

“Stag´s Leap” de Sharon Olds, 2012

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario