una regla segura

 

 

Una regla segura en la vida es: no confiar en nadie.

Esa es la primera, y la segunda,

el hombre con 20/20 de visión que alcanza el pico

del Everest (olvidando por ahora la curva

de la Tierra), mira hacia el este y el oeste y tiene

una visión perfecta de la parte posterior de la cabeza.

 

Tercero, siempre habrá

ese cuadrado de media pulgada de piel, o así,

entre los omóplatos que no se puede rascar, inalcanzable

por arriba o desde abajo. Y cuarto

 

como una vez oí decir, no invente

el ácido que va a atravesar cualquier cosa

sin dedicar algún pensamiento

a un tarro para guardarlo.

 
 

a safe rule

 

A safe rule in life is: trust nobody.

That’s the first, and secondly,
the man with 20/20 vision who achieves the peak
of Everest (forgetting for now the curve
of the Earth), looks east and west and gets
a perfect view of the back of this head.

Third, there will always be

that square hall-inch or so of unscratchable skin
between the shoulder blades, unreachable
form over the top or underneath. And fourth

as I once heard say, don’t go inventing
the acid that will eat through anything
without giving some thought
to a jar keep it in.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Simon Armitage
 
de Book of Matches,
 
Faber,
 
Londres, 2001

 
 
 
 
 
 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario